Cuando le conoces ya no será igual

Cuando le conoces ya no será igual

con 19 comentarios

.

.

6. Cuando le conoces ya no será igual

 

 

Que fácil es caer en la tentación de culpar a DIOS de lo que nos sucede y con que rapidez podemos alejarnos de ÉL argumentado que ÉL nos ha abandonado o que no existe.

 

Aunque puede ser entendible el enojo y la duda personal cuando no la pasas bien, nunca se justificará tu abandono y/o reclamo hacia DIOS. Que fácil es culpar a DIOS de la maldad del mundo ¿A caso DIOS es el rey de la maldad? Claro que no, no lo es; razón por la que su hijo Nuestro Amado SEÑOR JESUCRISTO vino al mundo a enfrentar al amo de la mentira y la maldad; para vencerla y allanar nuestro camino de Salvación.

 

De todos modos ¡Hasta poder reconocer a DIOS es una Gracia! Esto quiere decir que para llamarle DIOS y reconocerle requerimos ser capacitados para verle, reconocerle y saberle. Y para ilustrar lo que he dicho me ha venido un pasaje a la mente; lo escribo a continuación:

 

 

La Confesión de Pedro

Cuando Jesús llegó a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a Sus discípulos: “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?”  Y ellos respondieron: “Unos, Juan el Bautista; y otros, Elías; pero otros, Jeremías o alguno de los profetas.”  “Y ustedes, ¿quién dicen que soy Yo?” les preguntó Jesús. 1Simón Pedro respondió: “Tú eres el Cristo (el Mesías), el Hijo del Dios viviente.”

Entonces Jesús le dijo: “Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo reveló carne ni sangre, sino Mi Padre que está en los cielos.

 

Evangelio de Mateo 16:13-17

 

 

 

 

Porque cuando le conoces ya no será igual

 

Este pasaje es el que me ha hecho entender que reconocer a DIOS en las muy diversas manifestaciones es una Gracia, y es que muchas personas son como esos hombres que hablan sobre DIOS sin verlo a ÉL, de igual manera cuando Jesús pregunta ¿y ustedes quién dicen que soy yo? Poder decir ·Tu eres el CRISTO, el Hijo de DIOS que ha de venir a Salvarnos” solo es posible si hay Gracia que nos permita verle.

 

Mucha gente le conoce como un personaje o como el dios que ha de tenerse, pero en realidad no le reconoce, algo así era mi caso, conocía la iglesia, algo de las tradiciones y actos de celebración; había hecho la Primera Comunión luego de una catequesis y con todo ello diciendo que le conocía no le conocía.

 

De todos modos en nuestra negación y lejanía, DIOS insiste en entrar ¿Dónde?… ÉL quiere entrar en nuestro corazón.

 

 

La búsqueda

 

 

No sé si a toda la gente le pasa, sé que a mucha si; que luego de pasar de la etapa de la pubertad cuando se despiertan los sentidos y viene la atracción; algunas personas sienten “la necesidad” de compañía; la compañía íntima y no hablo al encuentro sexual,  sino me refiero al “querer estar con alguien compartiendo y compartiéndose” algunos con amigos, algo que no es suficiente, y otras personas como yo sentimos el deseo y la necesidad de tener nuestra pareja, la persona con la que podamos compartir “nuestra intimidad” es decir; sentimos el impulso de lanzarnos a la búsqueda de llenar o el vacío o la “necesidad del alma nuestra”.

 

Tal vez es algo grabado en el corazón, en mi caso era propiciado por la falta de amor, aunque al parecer no le conocía a la vez le ansiaba ¿Cómo puedes no conocerle y desearle? Como no tengo  palabras que lo describan, también diré que es un hermoso regalo de DIOS.

 

En mi caso en la búsqueda no encontraba, no me convencía lo que veía, eso pensaba en esos momentos, más hoy sé que sencillamente lo que iba encontrando a mi paso no era para mí. Yo mismo me preservaba así que evitaba noviazgos, relaciones y encuentros “inútiles”, aunque uso esta palabra lo digo con respeto, mi corazón estaba inquieto por “conectar con lo preparado para sí”.

 

No obstante como a muchas personas, sufrí las desilusiones, los engaños, los golpes que recibimos al caminar en este camino de la vida. Y volví a sufrir por falta de amor, primero las desavenencias de casa y luego las del mundo de afuera.

 

Con el tiempo me he convencido con las experiencias que he tenido; que podemos pretender hacerlas cosas “a mi manera” es decir en la pronunciación de: “Como yo quiero que se hagan” o podemos en cambio confiar en DIOS, ponernos en sus manos y seguir sus trazos.

 

Luego de penar, llorar y pasarla mal, debatiendo depresiones y malas pasadas; condiciones que se viven y que seguramente son aportadoras para forjar un carácter y determinación, siempre y cuando “bien se libren y no se deje decaer o abatir”; DIOS en su Gran Misericordia recompensa a los que ama y le guardan fidelidad… Y así según el plan que DIOS ha forjado, ÉL no abandona a los afligidos.

 

 

Cuando le conoces ya no será igual

 

Pero…

 

¿Cómo yo le había sido fiel?

 

Según mis recuerdos; le negué y no solo 3 veces como Pedro, le negué años, también lo culpe y le reclame, pero le culpe de los tormentos de mi niñez ¿Cómo había ÉL permitido lo que me pasaba? O ¿Cómo ÉL tenía para mí un plan como ese? Me parecía atroz.

 

No obstante, pese a mi negación y reclamo mi corazón se preservaba de la maldad; en las calamidades no odie, me dolí mucho, pero no me atreví a odiar, cuando me acercaba a las ofertas de maldad, sentía miedo de faltar y había algo en mí; quizá la llamada “consciencia”, que me mostraba el bien y el mal y que cuando hacia cosas inapropiadas; esta (la consciencia) me reprochaba muy severamente mis faltas.

 

Siento que ÉL se me presento en su fragilidad humana; como la mía y ÉL me dejo ver y sentir el dolor de su corazón cuando se le juzgaba y llevaba a la Cruz culpándole de lo que le acusaban; siendo ÉL inocente… ¡DIOS mío! Yo mismo he sido uno de estos infames acusadores. Perdón SEÑOR, ¡Perdóname mi DIOS!

 

Más el testimonio que quiero plasmar es que DIOS no abandona a los que sufren y a los que atraviesan tribulaciones como las que yo padecía; ÉL nos mira con su Gran Misericordia y ÉL viene a nosotros al rescate aún si nosotros no lo pedimos; DIOS por su Inmenso Amor nos rescata, no permitiendo nos ahoguemos.

 

Así que; ÉL me rescato, me tomo de los caminos en los que andaba, me saco del abismo que me devoraba y lucho por mi Salvación derramando su misma sangre para que yo “inmerecedor de su amor!”, el Pedro que le negaba; el “multitudinario” que le reprochaba; yo que le había dado la espalda, yo…  Fuera Salvo.

 

Más ÉL lo hizo mostrándome en un retiro espiritual que el siendo inocente, calumniado, ultrajado y humillado, estaba dispuesto a padecer y pasar por esa senda de dolor, por mí, por ti, por el mundo para que seamos salvos, para ver el camino que nos saca del engaño del que acecha el alma para hacer que se  pierda. Y no fue lo que vi, quizá ni siquiera lo que viví esos días, fue que acepte ir al encuentro con ÉL y ÉL movió mi Espíritu, toco mi Alma e hizo su efusión en mí.

 

Aunque después de este encuentro me aleje nuevamente, ya no era la misma persona; llevaba una herida, una herida de amor y aunque huía de ÉL, mi Espíritu se gozaba en ÉL; lo tenía a Él, pero yo buscaba, buscaba y ansiaba.

 

 

 

Cuando le conoces ya no será igual, busque el éxito, trabajaba y era exitoso, busque en la diversión, me divertía pero ni lo uno ni lo otro me satisfacía.

 

Fue entonces que llegada la hora, según los planes del SEÑOR, encontré, curiosamente, encontré sin buscar, lo halle sin cavar, y me vi de frente con lo que ansiaba.

 

Tenía solo 20 años, o ya 20 años según se quiera ver, y de manera, no planeada, casual, incluso en un momento enfadoso para mí, caminaba a donde no quería ir, sin saber que DIOS tenía destinado el momento de mi ansiada búsqueda… Y caminando no buscando encontré.

 

Así mi mirada se cruzó con la de mi hoy esposa, y yo sentí el fuego en el corazón… ¿Amor a primera vista? Mejor le llamaré: “El SEÑOR tenía preparado el momento, para darme la perla preciosa que haría el tesoro de mi vida, mi compañía, mi compañera, mi vida misma, me daba la fusión perfecta para lo que ÉL trazaba en su plan maestro”.

 

Así entonces Jesús, primero me dejo conocer su amor, su amor incondicional, y luego me regalo el amor de mi esposa, o dicho de otra manera nos unió para hacer de su amor y mi amor un solo amor, para ser compañía en la gran travesía que habíamos de andar, ser apoyo mutuo y amarle al SEÑOR más allá del amor que florecería en nosotros.

 

Ahora sí el SEÑOR iba dando forma a su obra de La Unión…

 

1 Me dio a probar la hiel de la amargura cuando se duele y padece

2 Me rescato de ahí, no permitió en mi mancha o descomposición de lo que soy

3 Me dio a conocer su amor, su dolor y su entrega por nosotros

  1. Me dio siempre libertad para elegir y para que yo caminara según me placía

5 Me dio, me entrego y me unió a una mujer para ser su esposo y ella mi esposa

6 Nos bendijo con la Gracia de tener hijos y conformar una familia

7 Nos tomó de la mano y nos llevó y lleva en la obra de La Unión

 

DIOS armaba las piezas y todo llevaba su tiempo y ritmo, para que justo en su momento La Unión naciera, creciera y diera frutos sanos, embalsamados de amor.

 

1 Juan 4:10

 

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado] a Dios, sino en que El nos amó a nosotros y envió a Su Hijo como propiciación por nuestros pecados.

 

 

 

 

 

 

.

.

La Aventura – Un Testimonio de Fe y Esperanza

.

1. No te rindas sigue tus sueños

.

2. Todo tiene un propósito y ocurre con un próposito

.

3. Los “Tres” y las 3 profesiones

.
.

4. El dolor y las alegrías

.

5. El Encuentro

 

 

 

Cuando le conoces ya no será igual

Siguiendo Miguel Angel Herrera:

Autor de Recursos para Crecer y Edificar una Vida Mejor

Hola, que bien que andes por aquí... Siente este sitio como tu casa; como te darás cuenta vas a encontrar muchas cosas de ayuda Para tu Familia, Para tu Matrimonio, Para tus Relaciones y Para Ti...Por favor, antes de irte deja tus valiosos comentarios y si ya nos compartiste tu correo, estaremos en contacto, Gracias por tu visita regresa pronto...DIOS te Bendiga

Últimas publicaciones de

19 Comentarios

  1. Margot
    | Responder

    Woww Miguel me identifico plenamente con lo que escribiste, desde pequeña he sentido a Dios, cuando hacía algo incorrecto Él me lo hacía ver, me decía como debía actuar muchas veces le preguntaba pq a mi, y no comprendía muchas cosas, pero hasta el día de hoy cuando lo conocí realmente teniendo una comunicación con Él, leyendo su palabra, me dí cuenta que siempre estuvo conmigo caminando y me tenía reservada totalmente para Él, para su servicio, para su propósito, y le doý gracias y gloria a Él Señor por rescatarme y apartarme para Él con su inalterable amor y misericordia…Preciosa canción…me encantó me la voy a aprender 🙂

    • Así es Margot

      El SEÑOR, tiene un plan… Un Gran Proyecto para cada uno de nosotros, cuando caminamos alejados de ÉL padecemos mucho, aunque el nos protege y no permite se nos destruya, más cuando vamos a su lado y nos tomamos de su mano; entonces viene una experiencia “extasiante” e increiblemente bella

      DIOS es Bueno
      y El te Ama

  2. Claudia
    | Responder

    Si supieras cuanto te ama.
    Es algo que yo no sabía por que yo soy una pecadora y crei que a los pecadores no nos amaba pero unos días antes escuche una canción similar de la misma autora a la canción de ahorita y no se como se puso en mi cel, de verdad cuando la empece a escuchar caí de rodillas y fue como si El me estuviera cantando y llore mucho del saber que si me ama y hoy al escuchar esta canción me confirma de nuevo su amor.
    Dios es grande.
    Con estas aventuras que tu compartes me doy cuenta que hemos tenido en nuestras vidas algo similar.
    Gracias por ser ese instrumento de Dios.

  3. GINA
    | Responder

    GRAN HISTORIA DE TU ENCUENTRO CON NUESTRO PADRE CELESTIAL.
    -ME IDENTIFICO CON TU HISTORIA EN VARIAS DE LAS SITUACIONES, YO CREI CONOCERLE Y AMARLE SIN EMBAGO HASTA QUE TUVE UNA SITUACION DE SALUD CON UNA DE MIS HIJAS ME SENTI EN COMUNION CON EL, SE LA ENTREGUE, NO FUE FACIL Y SE HIZO SU VOLUNTAD AHORA O VEO COMO UNA MANERA DE CONOCERLO Y ME ENVIO ESTA SITUACION PARA CRECER COMO SU HIJA.

  4. Roger
    | Responder

    A pesar de tanto que le fallamos, siempre está ahí, cuidando de nosotros, ahora sé que mi momento ya no es de buscar, sino de conocerlo más, conocer su palabra, conocerle más !

  5. Fany Ayala
    | Responder

    No cabe duda que si me paso igual que a ti al querer llenar ese vacío en mi interior, y Dios utiliza medios para que sepamos.llegar a el… me ha bendecido mucho y aceptalo ha sido facil… pero yo he visto a Jesús en ti y ahora también vive en mi. Es realmente y
    Un testimonio real.

  6. Maria Elena
    | Responder

    Miguel Angel, me identifico taaaaaaaaaanto con lo que compartiste. Yo creci en familia que practicaba ir a misa todos los domingos, me pusieron en escuelas católicas donde la educación al catolicismo tomaba parte de todos mis 12 años de mi escuela elemental y superior juntas. Al ser escuela católica con parroquia, pues los primeros viernes de mes siempre teníamos que ir a misa a las 8am. Durante todo este tiempo, si escuchaba todas las clases de religion en todos los años pero en realidad no captaba el verdadero significado e importancia. Si, claro me acuerdo como el día de hoy el día de mi primera comunión… era algo super emocionante, me acuerdo que hasta la noche antes tuve hasta dificultad durmiendo de la ansiedad (algo así de cuando esperábamos el día de Navidad). Luego me fui de PR a Massachusetts a estudiar mi bachillerato, y las amistades que forme alli pues eran católicos y los domingos teníamos la costumbre del grupo reunirnos para brunch y luego ir a misa de 11am (creo que era) y luego nos íbamos a estudiar o lo que fuera. Como tu pensé que lo conocía pero no lo conocía… 5 años despues conoce al que es mi esposo ahora que no era (ni es todavía) catolico, yo asistía a misa de vez en cuando, básicamente cuando me sentía con las ganas de ir. Aunque mis padres siempre hubieran preferido que yo me casara con alguien que fuera catolico, ellos no me impidieron que me casara con alguien no catolico. Para mi en aquel tiempo no tenia la importancia que he descubierto ahora después de 25 años de habernos conocido y 19 años de casados por iglesia católica que sera en septiembre. Aun casándome por iglesia católica, lo mismo, yo iba a misa cuando quería… y como tu creía y pensé que lo conocía, pero que va!!! No lo conocía, y muchos menos tan íntimamente como ahora.

    Hacen 5 años aproximadamente fue que volví a la iglesia, a ser católica creyente y practicante, pero que de verdad he sentido esa alegría de conocerlo y saber que EL siempre esta ahi. Todavía desconozco porque me tomo tanto tiempo regresar verdaderamente a EL, pero estoy sumamente agradecida a que mis padres me inculcaron la religion católica. Como tu hubiera deseado haber sabido lo que se ahora hacen 20 años atrás..pero por eso firmemente creo que no hay nada imposible para Dios. A mi me llamó en el momento preciso…

    Ironicamente, ahora es que yo siento esa alegría y paz en mi corazón de conocerlo íntimamente y quiero aprender mas y mas…. a la misma vez sueño con el día de que el abra el corazón y el entendimiento y la curiosidad a mi esposo de querer sentir lo mismo que yo siento. Por ahora solo puedo rezar por el… Yo veo mi caso, pues no estuve realmente “presente” durante todos estos años y aunque mi esposo no tiene ninguna religion, el si cree en Dios. Lo único que puedo hacer es seguir rezando y seguir aprendiendo yo y creciendo en mi fe y comunión con el Señor.

  7. Patricia Mendoza
    | Responder

    Me gusta mucho la forma en como cada articulo que desarrollaste me fue mostrando la presencia de Dios en tu vida, haciendo en ti su obra, como todo esta enfocado en mostrar su gloria, en glorificar y alabarlo en lo que escribes…. hacerlo vida en ti, y ya no ser tu vida lo más importante, sino que el vive en ti, que él ha estado presente en tu caminar, has resaltado muy claramente su amor, que es él quien nos rescata, nos da la gracia, y nos levanta y sacude, y su misericordia nos devuelve a estar limpio. Mencionas que no odiaste a tus padres, que de eso te preservo el Señor, eso es admirable!!, y difícil de creer, en donde volcaste todo tu dolor?, no lo hiciste hacia los que te rodeaban, tal vez hacía ti mismo? por eso la timidez, el no poder mirar a los ojos, el miedo, todo eso me resulta tan familiar Miguel Ángel, y siento mucha esperanza de saber que Dios te sano, te libero, grande es el Señor que hace sosas bellas todos los días.

  8. Carmen Sanchez
    | Responder

    Estimado Miguel!
    Que lindo testimonio!,
    Siempre lo he dicho, eres una persona bendecida y con línea directa.
    Afortunado que sabes tu misión y la llevas con gran entusiasmo, cada día ayudando a miles de personas a encontrar la esperanza perdida. Y más aún a encontrarse con Dios.
    Cuantos testimonios has de tener en tu corazón.
    Mil gracias por el apoyo que nos brinda. Algunos tenemos que seguir nuestro recorrido, pues todavía no tenemos clara la línea a seguir.
    Mil bendiciones para ti y toda tu bella familia!
    Un abrazo.

    • DIOS revela según mejor conviene para cada persona….
      …………
      **** Cuando NO conoces tu Misión es fácil y difícil llevar la vida, fácil porque no te cae el peso de la responsabilidad, pero difícil por no saber a donde hay que ir o que hacer..
      ……………..
      *******************Cuando SI conoces tu Misión es también fácil y difícil, fácil porque ya sabes que camino segur, pero difícil porque el peso de la resposabilidad cae en tus hombros y ya no tienes permitido portarte y vivir como no sabiendo a donde ir
      ———————————————– Cuando llegues al Seminario Tu Misión; platicaremos.!!!

  9. Dinia García
    | Responder

    A mi me pasó que siempre pensaba que conocía al Señor ; me sentía guiada pero en el fondo de mi corazón sentía que había algo más. Siempre pedía al Señor que me mostrara el camino; que me permitiera saber qué propósito tenia para mi vida. Y no hace tanto tiempo Él le dio un vuelco a mi vida que jamás seré la misma. Cosas que disfrutaba ahora no las disfruto y tengo esa inquietud de conocerle, de amarle y de servirle cada día más.

  10. Macrina Maldonado
    | Responder

    Wow, wow, wow, Miguel me llega tu testimonio, a pesar de que parte de el ya lo conocía, y como dicen los testimonios de mis hermanos, algunas situaciones me identifican, aunque los tiempos no son los mismos. Es verdad Dios siempre ha estado a mi lado, solo que no lo supe sentir, ni reconocer, por aquellas heridas que tenia del pasado.
    Dios siempre ha estado ahí conmigo, cuando hice mi primera comunión, cuando quería ser feliz y escuchaba música que me hacia sentir tranquila, así como tu, también cuando conocí a mi esposo supe que era el hombre con el que quería compartir mi vida, paso que pensé que era por mi elección, hoy se que fue Él. Con el tiempo desvíe mi camino hacia el Señor, me reservaré algunas cosas que les compartiré en los siguientes seminarios en linea, sólo les diré que gracias a Dios y a estos deje de ver tele, volví a escuchar música instrumental, volví a ir a misa y supe que con amor y estando al lado de Dios es que iba lograr un cambio en mi familia y así fue, también tome un retiro y ahí conocí las alabanzas de la hermana Glenda, y compre todos sus discos pues sentía necesidad de escuchar y sentir a Dios a cada momento, aun cuando mis compañeros de trabajo se burlarán, no me importaba, las escuchaba trabajando y haciendo las tareas de la casa ¡ a todo volumen!, claro sólo en casa. Especialmente “Si conocieras…” me llega en el corazón y me agrada saber que empezaste muy joven en esta obra, lo cual sabes bien que se lo agradezco a Dios porque eres un tesoro de amigo que me abrió el entendimiento para llegar a Él y esa es otra alabanza de la hermana ¡Quien ha encontrado a un amigo ha encontrado un tesoro!.

  11. Margarita
    | Responder

    Yo también he andado y buscando… con un vacío que no se termina de llenar.
    Ahora sé que Dios tiene un plan, debo escuchar, aceptar y dejar de buscar, porque el tiempo de Dios no es el mío, el no tiene prisa y su tiempo es perfecto.
    Que hermoso relato del amor a tu esposa… Dios los colme de bendiciones. Eres el joyero perfecto que sabe valorar su gran tesoro.

  12. Ivonne
    | Responder

    Al leer esta hermosa historia de Pedro me hizo recordar tantas cosas, y recordar que ya he intentado estar lejos de Dios y me ha ido mal, por que esta ese vacio, una vez que tenemos un encuentro con él nuestra vida ya no es la misma, nos hace falta esa paz que sólo el nos da, ese gozo al servirle, al ser sus instrumentos, con él canto recordé ese reencuentro que viví después de haberme alejado de la iglesia por un mal entendido, y donde el me volvió a llamar, pude sanar muchas cosas de mi vida en esos 8 años en que estuve en ese hermoso grupo juvenil. Ahora estoy en otro apostolado y me doy cuenta que cada día es un reencuentro con él

  13. Esther tovar
    | Responder

    Soy una persona mas que busca llenar ese vacio, pienso que me ha faltado entregarme a la voluntad y amor de Dios dejar que El guie mis pasos para dejarme llevar con docilidad a su encuentro, tanbien lo he negado muchas veces y hasta hoy he sido consiente de ello, en mi interior siempre he sabido que solo El por medio de su amor me llenara el vacio que siento y la paz que nesecito en mi corazon, empieso a ver con mas claridad el amor que Dios me tiene y los regalos que tiene para mi.

  14. Hortense
    | Responder

    Que hermoso es ver cómo Dios cambia nuestras vidas cuando reconocemos su gran Amor!
    Yo pensaba que Dios estaba muy lejos en algún lugar y que nos quería a todos como en masa
    Hasta que un día en un retiro a mis 21 años
    Alguien me dijo mostrándome un crucifijo
    Si tú hubieras sido el único ser humano en el mundo,El igual hubiera venido a morir por ti!
    Después de saber eso ya nada fue igual para mi ni lo será

  15. Raisa
    | Responder

    Miguel, tu testimonio es un bello ejemplo de como Dios nos ama y cuanto hace por nosotros. Sé que Dios ha sido siempre parte de mi vida pero tengo que admitir que estuve un tiempo rebelde contra El. Cuando miro atrás puedo ver su mano actuando sobre mi vida de muchas formas y entiendo que todo tuvo un propósito y que nunca estuve sola. “Cuando le conoces ya nada será igual”, asi ha sido en mi vida, sobre todo en estos últimos años. Sigo esperando cada dia en su dirección, su misericordia y con la fé que en todo lo que se presente en mi vida El estará guiándome.

  16. Angel Enrique Morales Luna
    | Responder

    Bendecido matrimonio Miguel.
    Gracias por compartirnos tu hermoso testimonio,
    Cuando conoces a DIOS ya nada es igual,
    DIOS cambio mi vida el ha dado un giro a mi ser y si bien no soy el hombre mas espiritual, y sigo siendo un pecador el me ha visto con ojos de amor me ha tomado en sus amorosos brazos, antes podía ver a las personas lastimandose, mintiendo y me era indiferente, pero hoy mi corazón se duele por estos actos de desamor. Dios vive en mi corazon y yo vivo para EL.

  17. Jessika hurtado
    | Responder

    Angel!!

    Que gran manifestacion del Amor de Dios a ti y a tu familia, la personal y la que has formado durante tantos años, LA UNION.
    En algun momento si llegue a reclamarle, reprocharle y preguntarle los ¿porque a mi?
    El jamas me ha abandonado, siempre que platico con el se manifiesta con puras bendiciones a mi vida, y son bendiciones que me han hecho siempre feliz y lo principalmente PAZ A MI ALMA, esa paz que me hace hacer lo que dice mi corazón y no la razón, aunque hay veces que hay que seguir la razon, por esas cuestiones del sistema humano que nos hacen hacer cosas “normales”, sin saber que lo mas normal es lo que dicte tu corazón.
    Ayer comprendí que una vez que escribes en tu libro de vida nada lo cambiará, es mejor siempre estar feliz para que asi los momentos “padres, chidos, o supers”, lleguen solitos, sin buscarlos.

Dejar un comentario