En la Frontera del Cambio

con 3 comentarios

 

 

 

En la Frontera del Cambio

 

Cuando estamos en la frontera del cambio se siente miedo, miedo al cambio, miedo a lo nuevo, miedo a dejar lo que se tiene; porque antes de llegar ahí se siente una confianza que conforta y da seguridad lo que se tiene y se ha forjado; tenemos lo que queremos o bien queremos lo que tenemos porque lo hemos construido con el tiempo, pero al llegar a esta frontera en la que se tiene que dar un paso para el cambio se experimenta miedo e inseguridad, por cierto un paso que pocos dan; o bien un paso que no darás si no hay alguien o algo que te empuja, ya sean personas o situaciones que te envuelven y orillan a moverte y atravesar esta frontera para poder entonces hacer el movimiento decisivo que te lleva al cambio.

 

Lo primero que experimentas al soltarlo todo, después del miedo claro, es un sentido de perdida; sientes que te han despojado y que has perdido lo que tenías; entonces debido a esto sientes un vacío y claro también sientes dolor porque has dejado (perdido) lo que tenías, por supuesto que esto pasa porque tu mirada esta puesta atrás; en el pasado en lo que tienes que soltar pero no quieres; por eso en la frontera del cambio algunos se regresan y no dan el paso, solo pocos se atreven a darlo, porque para muchos es más sencillo y cómodo no moverse y mantener el aseguramiento de lo que ya se tiene y se prefiere no tomar ningún riesgo.

 

 

En el punto de inflexión 

 

Pero al pasar este momento y avanzar e ir más allá de esta frontera entonces puedes ver cosas diferentes y bellas que DIOS tiene para ti; por eso es por lo que el SEÑOR mismo propicia traerte a este punto de inflexión para que puedas crecer y madurar, para que aprendas a soltar y sepas no apegarte a nada, y no; no es que sea un despojo como lo piensas o percibes; si no más bien es un movimiento necesario para no adherirse a nada y, sí es en cambio solamente el ir tomándote de la mano de DIOS, confiando en ÉL y teniendo la certeza que EL te resguarda y acompaña.

 

Porque caminar en la Fe de la mano del SEÑOR no te asegura nada ni te garantiza preservar algo, solamente requiere esta situación de tu confianza en el SEÑOR, para saber que todo lo que pase o pasa es para tu bien, sabiendo que el que te Ama quiere lo mejor para ti y por ello presenta, permite y/o te lleva a experiencias y situaciones que serán de crecimiento y edificación para que tú seas un mejor ser humano y para que a través de las diversas vivencias y acontecimientos crezcas y te encamines hacia tu Santidad; esto quiere decir en pocas palabras que: “Las situaciones de inflexión que se te presentan son los medios que te ayudan a progresar, a mejorar y a superarte como ser humano”, de tal manera que gracias a estos desafíos: maduras, te fortaleces y creces cada vez más, siempre y cuando tengas una actitud tenaz y la gallardía para recuperarte y continuar avanzando, aun cuando esto represente empezar nuevamente, quizá desde cero; o inclusive en menos cero.

 

Los cambios aun cuando te atemoricen a menudo son buenos y necesarios, porque ellos te impulsan a dar pasos en la Fe y a moverte para obtener mejores resultados y/o a sacar mayores talentos para bien tuyo y de los que amas, sobre todo tu crecimiento será siempre un avance en tu caminar espiritual.

 

En la Frontera del Cambio

 

Pese al miedo que pueda presentarse cuando estas en la frontera del cambio aun así se puede salir avante.

 

Controlar los miedos y no caer presa de la psicosis y la paranoia mental hará que prevalezca la cordura, la valentía y en ánimo por seguir avanzando sin que el temor a lo nuevo o desconocido te domine o te paralice. Cuando te encuentras en este punto en la frontera del cambio se asoman las capacidades más extraordinarias de las que quizá no estabas consciente y no contabas con ella, pero que al actuar con valentía puedes darte cuenta de cuantas habilidades, talentos, cualidades, capacidades e incluso hasta dones posees y que dado ciertas circunstancias estas salen a relucir y se muestran aliadas para alcanzar tu acometida.

 

 

 

 

No temas al cambio, no temas a lo nuevo, no temas a lo desconocido, no temas moverte y no temas dar el paso, aun cuando este parezca un paso al vacío o sea una amenaza de perderlo todo, pero si este paso que des representa perderlo todo y salir de tu aseguramiento (confort) no te atemorices; ¡Hazlo da el salto y atrévete a ir hacia adelante! En la Frontera del Cambio puedes ver el nuevo horizonte del nuevo día que está esperándote para tu nuevo amanecer.

 

 

 

Y es en los nuevos amaneceres donde podemos apreciar el avance que llevamos en nuestro caminar.

 

Amorosamente

Miguel Angel

 

DIOS te Ama Profundamente

Amalo tú También

 

Que DIOS te Bendiga Siempreeeeeee

 

 

 

Esto es lo que están diciendo sobre nosotros….

 

¿Qué te parece un abrazo amoroso?
Mensaje enviado….

Uy, me parece excelente, muchas gracias!, igualmente …

 

Espero que hayan pasado una Feliz Navidad y que el próximo año sea mejor,

que sigan progresando, que tengan salud, trabajo y paz …

Un abrazo amoroso!!!!!!!!!!!!!

Lety Palacios

Como edificar tu vida

Comentario en el contenido

 

 

Me gusto, mil gracias por toda la información, me fortalece en mí caminar por la vida.

 

Verónica

 

Verónica

Programa de Crecimiento

Para Edificar el Alma

 

Seminario de Liberación

 

 

Le doy gracias a Dios que he tenido un poco de apoyo moral, y me siento entusiasmada con el Seminario de Liberación.

 

Espero que el Seminario me sirva de mucha ayuda espiritual y emocional como les ha servido a muchos

Maryolga

Programa de Crecimiento

Para Edificar el Alma

 

Seminario del Amor – Testimonio

 

Este fue mi primer Seminario, empezando no tenía ganas de venir, pero hoy saliendo “NO ME ARREPIENTO”, a pesar de no haber hablado; pude hablar conmigo misma y con Dios. Me siento bien, pude sacar, aunque fuera dentro de mí, muchas cosas y escuchar los demás testimonios y consejos o experiencias que contaban me ayudó mucho, abrí mi mente y pude ver mucho más allá.

 

Me siento muy agradecida 

Ana Carbajal

 

 

Siguiendo Miguel Angel Herrera:

Amar, Darse y Servir compasivamente son las expresiones propias de alguien que ama incondicionalmente….

Me he dedicado la mayor parte de mi vida a apoyar a las personas que requieren un aliciente para alimentar su alma, sanar sus heridas y resguardar su corazón.

Imparto Seminarios, Cursos, Talleres, Conferencias, Programas de Capacitación y doy terapias de pareja, familiares e individuales.

Escribir es una oportunidad para entregarte un mensaje de esperanza y alegría, DIOS te quiere feliz y ÉL quiere restaurarte, aliviarte y amarte.

Te agradezco la oportunidad de estar cerca de ti a través de esta obra ¡Muchas Gracias! DIOS te Bendiga en todo momento.

Si DIOS lo permite y tu quieres, porque yo si quiero, pronto nos veremos nuevamente ¡Hasta Pronto!

Recibe un fuerte abrazo con una enorme sonrisa

Amorosamente Contigo
Miguel Angel Herrera

Últimas publicaciones de

3 Comentarios

  1. Ángel Enrique Morales Luna
    | Responder

    En mi vida personal, Existen cambios que son muy fáciles de aceptar y tomar pero hay otros que no me he atrevido a aceptar por ese miedo a equivocarme y en ese miedo a errar, afectar a Dios, mi familia y las personas que me rodean pues aveces un error no sólo afecta a uno mismo, sin embargo en mi corazón se que todo esto se debe a mi falta de fe y confianza en el señor, pues él es amor y comprensivo, el es generoso y providente, Dios dame fortaleza y sabiduría para ser un buen esposo, un buen padre, buen hijo y buen y fiel sirviente tuyo.

    Saludos Miguel Ángel Herrera.

    • Miguel Angel Herrera
      | Responder

      Gracias Angel por compartir….

      Escribiste una parte que dice en la que has dicho: Que no te has atrevido a aceptar cambios por miedo a afectar a DIOS…….. Y quiero comentarte que nada ni nadie puede afectar a DIOS….

      Como lo dices, que para mi seria como una oración: Dios dame fortaleza y sabiduría para ser un buen esposo, un buen padre, buen hijo y buen y fiel sirviente tuyo.

      Amen

      Muchas Gracias por compartir
      Recibe un fuerte abrazoteeeeeeeeeeeeeeeeeee

  2. Ángel Enrique Morales Luna
    | Responder

    Gracias Migue, Dios te bendice siempre y es admirable tu perseverancia y entrega incondicional para con Dios.

Dejar un comentario