La tragedia de nuestros tiempos

.

.

Es una pena muy lamentable y también es una daga en el corazón de nuestro SEÑOR las acciones que dañan a otros, lamentablemente en tu niñez hubo gente adulta que te lastimo hiriendo tu corazón y dañando tu inocencia. Desafortunadamente estas heridas se quedan dejando profundas huellas que influyen directamente en el carácter, tu manera de pensar y tu manera de ser.

.

Estas heridas provocan gran dolor en el corazón, desafortunadamente el dolor es algo no aceptado, se nos enseña a no quererlo y a no sentir, se nos hace ver que el dolor es malo, que no debemos sentirlo porque está mal, o porque dejarás de ser hombre si lloras o te dueles, otras veces se enseña que las niñas bonitas no lloran o bien que siendo mujer tienes que aguantar, ser sumisa y que por el hecho de ser mujer te toca sufrir.

.

El dolor duele, nos dolemos porque somos humanos, llorar y expresar lo que sientes no te hace menos o débil, desahogar y mostrar lo que sientes te hace un ser humano, deja ver tu sensibilidad y nobleza.

.

Resumiendo

.

Sentir es una condición humana, sientes porque eres humano, dolerte es algo propio del sentir, puesto que no eres de piedra, cuando te dueles y sientes dejas que tu humanidad se exprese, de hecho hacerlo es recomendable para que en el futuro, la empatía, la compasión, la comprensión y el sentir lo que a otros les duele te haga ser una persona más noble, sensible, amorosa, misericordiosa y piadosa.

.

¿Cuál es el tratamiento para el dolor? En medicina se atienden los síntomas, en el caso nuestro en Contigo La Unión vamos al origen de lo que provoca tus reacciones, malestares y dolor; identificas lo que realmente sientes, con ello los síntomas (las acciones) se corrigen o cambian de manera natural y voluntaria, nadie te dice que dejes de hacerlo y tampoco nadie te señala diciendo que está mal. Tú al poder liberarte del dolor que dispara diversas emociones y sentirte mejor, vas transformándote y ciertas actitudes nocivas cesan, se apagan y terminan y lo mejor de ti brota de forma natural.

2 comentarios en «La tragedia de nuestros tiempos»

  1. Cuando acepte lo que me produjo tanto dolor, fue cuando entendí que ya era hora de perdonarme a mi misma, ya que Dios me dio una segunda oportunidad de vida.Nada es fácil pero se siente muy liberador

    Responder
  2. Que dificil es vivir con dolor por años y ver que ese dolor del ayer sigue lastimandome, pero creo que llego el momento de enfrentarlo y liberarme de el, porque ha hecho de mí una persona triste desconfiada e inexpriciva.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: