Un Alma Limpia (parte 2)

.

Un Alma Limpia

.

La mejor manera de recibirte es compartiendo todo el amor que podemos expresar en este momento haciéndolo desde el Corazón Amoroso de La Unión, Corazón que es el tuyo, el mío, es el Corazón fusionado al del SEÑOR.

.

ÉL te ama y te quiere con ÉL y para estar a su lado es vital tener un alma limpia, pura y sin mancha, aunque no estamos en esa condición lograremos la blancura de la nieve gracias al esfuerzo y dedicación puesta y por la Gracia de DIOS, que por su Misericordia ÉL nos concede.

.

No te preocupes por la suciedad que pueda haber en tu corazón, no te aflijas por cuantas manchas pudiera haber en el alma, todo esto puede ser blanqueado con la perseverancia de la entrega y la dedicación de las acciones, recuerda que: “Nada es imposible para DIOS”.

.

La clave para purificarse está en someter nuestros deseos voluntariamente para unirnos al SEÑOR, renuncia entonces a lo que te daña y no te hace bien.

.

.

“Entonces dijo: Les aseguro que a menos que ustedes cambien y se vuelvan como niños, no entrarán en el reino de los cielos”.

Mateo 18:3

.

.

.

Un Alma Limpia

(Ejercicio)

.

.

El estado de los niños nos orienta de cierta manera para entender este estado del Alma Limpia

1. ¿Cuáles son las virtudes más bellas que puedes ver en los niños?

2. ¿Cuáles conservas y cómo las puedes acrecentar?

3. ¿Cómo puedes volver al estado de pureza de un niño?

4. ¿Conoces alguna forma de volver hacer como un niño?

.

.

Comparte tus comentarios al final de la página

2 comentarios en «Un Alma Limpia (parte 2)»

  1. Pongo mi confianza en Dios para que me ayude a purificar mi corazon y alma de toda suciedad acumulada a lo largo de tanto tiempo, Dios me ama y se que aunque yo no me doy cuenta siempre ha estado a mi lado y se que con su ayuda todo lo lograre confio en El.

    Responder
  2. La inocencia y la espontaneidad, y felicidad por las cosas más sencillas que Dios te ofrece a diario en la vida es lo más difícil de recuperar más no imposible de hacer, volver a sonreír, confiar y dar es lo que más deseo tener para ser esa niña feliz que recuerdo ser yo, gracias por tu maravillosa ayuda Miguelito,abrazos

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: