Vivir y enfrentar en el mundo lo que no te hace bien

Comentario en el contenido

 

No se que sentía con esa gran carga, pero de repente me encuentro más sonriente, más alegre, dándome prioridad a mí misma.

 

Cosas que antes de solo escucharlas me dolían ahora hasta me dan gusto. He dejado atrás, he perdonado, pero sobre todo me he perdonado y para adelante, los abusos quedaron atrás y mis errores igual, ahora solo queda un camino, el hoy y para adelante con mi hermosa familia.

 

Gracias a Dios por sus bendiciones y Miguel no dejes de hacer lo que haces. Es una diferencia enorme.

 

Adelina Barajas Duarte

Adelina Barajas Duarte