Diego

Hola muy buena tarde. Me gustaría compartir contigo una de las muchas experiencias que he tenido dentro de La Unión.

 

Estoy casi a punto de terminar la carrera y asisto a clases por la tarde, si estás aquí en México, sabrás que la oración de lleva a cabo los días viernes por la noche, dos viernes al mes. A mí en ocasiones se me complica asistir, sin embargo, hace unos meses, los días no fueron tan buenos, fue uno de aquellos días en los que pensamos que el día no pude ser peor, pero casualmente, aquel día viernes mis profesores de las últimas horas no iban a asistir, por tanto decidí ir a la noche de oración. Lloré demasiado aquella noche, pero pude desahogar lo que durante varios días no lograba sacar, y me di cuenta que es necesario darnos un tiempo para nosotros, para hablar con Dios, aunque sea unos minutos, porque a pesar de que nosotros nos olvidamos de Dios, el no se olvida de nosotros

 

Espero que pases una linda tarde, me despido con un fuerte abrazo amoroso

Diego