Diego

Gracias a ustedes por permitirme seguir, es lo único que me ayuda demasiado a no alejarme de Dios en este tiempo tan complicado, no pensé que fuera tan difícil empezar a medio trabajar y estar estudiando, mi plan era poder ayudar a La Unión lo más que se pudiera y se que he fallado un poco, no solo a La Unión, sino a Dios, en cada Corazón Amoroso siempre doy mi promesa de compromiso y trabajo pero se que he fallado un poco como te lo acabo de comentar, y pues les agradezco demasiado que aunque mi empeño no es tal vez el deseado, me dejan seguir para apoyar a las personas y no solo eso, también a mí mismo y sobre todo a Dios.

También los quiero demasiado

Amén

Diego