Olga

Cada vez que siento la presencia de Dios, corro a el como niña que busca el refugio de su padre, porque así limpio a esta mujer y recibo como niña su beso su abrazo y su bendición y  quiero llegar a el siempre como niña, amo a mi Padre con el llanto, con la risa y con la fuerza del mas hermoso de mis sentimientos, gracias Contigo La Unión. por inspirarme en ente silencio de esta tarde, Dios los llene de bendiciones

Olga